Etiquetado: Ventanielles Participa

Ventanielles dice no a la criminalización, y sí a la acogida y la integración de las personas drogodependientes

La Coordinadora de Asociaciones considera artificiosa la alarma social generada por el traslado del CEA, reconoce su valiosa labor social, y aboga por un barrio más solidario e inclusivo.

Diversos colectivos y organizaciones agrupados en la Coordinadora de Asociaciones de Ventanielles manifestamos públicamente nuestro apoyo y reconocimiento a la labor que desde hace más de quince años lleva desarrollando el Centro de Encuentro y Acogida para la rehabilitación e integración social de personas drogodependientes gestionado por Cáritas de Asturias, y celebramos su permanencia en una nueva localización cerca de nuestro barrio. Recursos de atención profesional y especializada como el CEA son imprescindibles, pues nos permiten abordar el grave problema de la drogadicción y además en su cara más amarga, la de quienes padecen esta enfermedad en la exclusión social más absoluta.

Ni delincuentes, ni viciosas ni depravadas; las toxicómanas son personas enfermas, víctimas de la avaricia sin escrúpulos de las mafias del narcotráfico, y de una sociedad que no es capaz de ofrecerles oportunidades para desarrollar sus capacidades personales y sociales. Entendemos, hasta cierto punto, los recelos que han manifestado los vecinos de las viviendas colindantes a la nueva ubicación del CEA, y tenemos la seguridad de que esas reticencias desaparecerán cuando conozcan de verdad cómo funciona y a las personas que viven y trabajan allí. Y rechazamos firmemente la criminalización y el desprestigio que está sufriendo en los últimos días el Centro por parte de un grupo de personas que no representan el sentir de la mayoría social de Ventanielles que, como todos los barrios de gente trabajadora, desde siempre se ha distinguido por su solidaridad, respeto y tolerancia.

Conocemos bien a las personas que viven en el CEA. Hemos compartido con ellas experiencias enriquecedoras y muy gratificantes, como el acondicionamiento, hombro con hombro y fesoria y desbrozadora en mano, de la senda peatonal entre Ventanielles y Colloto, o la celebración anual del Festival “Ventanielles, el Barrio que quiero”. No existe la alarma social que irresponsablemente se pretende incitar, ni el CEA ocasiona problema de seguridad pública alguno; antes al contrario, contribuye a la convivencia pacífica en nuestra comunidad, pues ofrece una alternativa y una vía para la reinserción social de tantas personas que merecen nuestra solidaridad. La violencia más grave en nuestras calles es la ejercida por quienes, en nombre de la austeridad y la competitividad, recortan nuestros derechos sociales y condenan cada día a más gente al desempleo, la precariedad y la marginación.

En la Coordinadora seguiremos trabajando por el respeto y la convivencia, y apelamos a la conciencia cívica de nuestros vecinos y vecinas para construir unidos un barrio inclusivo, acogedor y solidario, sensible con las necesidades de las personas más vulnerables, que no mira para otro lado ni deja a nadie colgado, porque todos somos imprescindibles para hacer de Ventanielles un lugar agradable y atractivo para vivir y trabajar en comunidad.

Ventanielles, 21 de diciembre de 2018

  • Grupo de Parados de Ventanielles
  • Asociación Vecinal Nuevo Ventanielles
  • Imagina un Bulevar
  • Ventanielles Participa

Anuncios

Juegos, magia y música en el Bulevar

Dos años después, el Bulevar Santuyano volvió a acoger una mañana de fiesta con otro amagüestu popular, pero en esta ocasión organizado no sólo por Imagina un Bulevar, sino en colaboración con el resto de colectivos de la Coordinadora de Asociaciones de Ventanielles (Grupo de Parados de Ventanielles, Asociación Vecinal Nuevo Ventanielles, Ventanielles Participa, AMPA CPB Ventanielles, Grisú CF y la AVV Guillén Lafuerza-Rubín), y el Área de Participación del Ayuntamiento de Oviedo. Juegos infantiles, la actuación del Mago Serres y el Ochote Cantos del Fontán completaron el programa; un paso adelante hacia la transformación -cada vez más cercana- de esta barrera urbanística en un espacio vivo y disfrutado por toda la ciudadanía de Oviedo.