Etiquetado: Todos Unidos por el Naranco

Contra las incertidumbres, los retrasos y los retrocesos; en favor del cambio de modelo de ciudad

Construyendo juntos un Oviedo más saludable, equitativo y habitable.

Un manifiesto dirigido a las organizaciones políticas y sociales y a toda la ciudadanía ovetense

La firma en junio de 2015 del Pacto de Gobierno Municipal por PSOE, Somos Oviedo e IU, incluyendo diecisiete medidas en materia de urbanismo y medio ambiente, abrió para gran parte de la ciudadanía una ilusionante ventana de esperanza, pues significaba el principio del fin de un largo periodo de urbanismo especulativo, segregador de barrios y derrochador de recursos naturales. Más de tres años después, comprobamos con preocupación cómo diversas amenazas, obstáculos e incertidumbres amenazan con frustrar ese imprescindible y urgente cambio hacia un Oviedo socialmente inclusivo, económicamente dinámico y ambientalmente responsable.

La Ronda Norte propuesta veinte años atrás por Francisco Álvarez Cascos responde a un modelo de ciudad obsoleto y trasnochado. Supondría años de obras, ruidos, camiones, palas excavadoras, molestias vecinales y finalmente, atraería más tráfico de paso procedente de otros lugares de Asturias, en un entorno tan sensible como la ladera del Naranco. Frente a la Ronda Norte o el túnel bajo el Naranco, proponemos mejorar la calidad y eficiencia del transporte público, y otras alternativas más razonables y de menor impacto ambiental, como la vía rápida de la Pixarra o el enlace a la AS-II desde Ciudad Naranco. Sostenemos que la mejora de la movilidad en los barrios del Norte y el Oeste ha de abordarse pensando tanto en las necesidades de la mayoría, como en la protección de nuestro monte. Animamos al Ayuntamiento a seguir apostando por la recuperación del Naranco como espacio natural e histórico, desviando por ejemplo la carretera de Los Monumentos.

También la Plataforma Todos Unidos por el Naranco se declara en contra de la llamada Ronda Norte. Este rechazo es una cuestión de principios, y con independencia de los informes técnicos sobre su viabilidad, pues no es asumible en ninguna de sus formas, ni en superficie ni en túnel. No es una solución adecuada a los tiempos actuales para resolver los errores de la planificación urbanística y los excesos del ladrillo; hay otras fórmulas no agresivas con los espacios naturales y el patrimonio cultural. Las cinco administraciones con competencias sobre este espacio (Gobierno del Principado de Asturias y los ayuntamientos de Oviedo, Llanera, Las Regueras y Siero), han de ponerse a trabajar y dejar de marear la perdiz y de engañar a la ciudadanía. Proponemos incluir al Naranco dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Asturias, en la categoría de Monumento Natural, como corresponde a un área de gran interés desde el punto de vista científico, cultural, educativo, estético, paisajístico y recreativo.

Recuperar la antigua área hospitalaria de El Cristo, hoy abandonada, no sólo es una necesidad imperiosa para revitalizar el barrio, sino un objetivo estratégico para toda la ciudad. Para ello resulta imprescindible aprobar los instrumentos de planeamiento urbanístico que definirán los nuevos usos de los terrenos de acuerdo con el resultado del Concurso de Ideas. Urgimos por tanto al Ayuntamiento de Oviedo a que tramite con la mayor diligencia la Revisión del Plan General de Ordenación y el Plan Especial, pendiente desde el inicio del pasado verano. Y mientras tanto, al Gobierno del Principado de Asturias y al Ayuntamiento exigimos que pongan en marcha los usos provisionales, tanto en los edificios como en los espacios públicos para el uso y disfrute del vecindario del barrio y de toda la ciudad.

La actuación más ambiciosa y con mayor capacidad de mejorar la calidad de vida, la regeneración de la barrera urbanística de la antigua autopista de entrada a Oviedo y su conversión en un bulevar, aún no tiene asegurada su ejecución. La falta de información veraz y fiable, la escasa coordinación entre las diversas áreas municipales concernidas, y los ataques irresponsables de la oposición están poniendo en riesgo su viabilidad. Pero si el Gobierno Local le asigna a este proyecto la prioridad que merece, aún estamos a tiempo; por eso le exigimos que cumpla su compromiso y establezca un calendario de plazos concretos de manera que se garantice que las obras de la primera fase se inicien durante el presente mandato.

Una ciudad más sostenible, ambiental y socialmente, debe contribuir a impulsar el necesario cambio del actual modelo energético, mediante la reducción del consumo de energía y materiales. Por ello, reclamamos al Ayuntamiento de Oviedo que ponga en marcha medidas que fomenten el autoconsumo y la eficiencia energética, así como la reducción, reutilización y reciclaje de residuos. En este sentido, es necesario acometer de una vez y recuperar el retraso en las actuaciones de mejora de la eficiencia energética en los hogares incluidos en el ámbito de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), financiado por la Unión Europea.

Los parques, las plazas y los jardines son esenciales para la salud, el encuentro y la participación; sin embargo muchos de estos espacios resultan insuficientes para satisfacer las necesidades de los barrios, o presentan graves carencias de mantenimiento. Mejorar la calidad ambiental y reducir la contaminación atmosférica y acústica -especialmente la causada por el tráfico- exige mejorar el servicio de transporte público y favorecer los desplazamientos saludables a pie o en bicicleta. Los compromisos municipales de crear una tarjeta de transporte para personas desempleadas, o la gratuidad para menores de 12 años, deben ser cumplidos sin demora. Asimismo hay que garantizar el derecho de todas las personas para desplazarse de manera autónoma y libre por la ciudad, incluso de las menores, por ejemplo mediante la creación de rutas escolares seguras. Los distritos y otros espacios de participación ciudadana no pueden quedarse en simples ámbitos de consulta, sino que deben tomar parte activa en las decisiones que afectan al diseño de nuestro entorno.

Instamos al Gobierno Local en conjunto y al Alcalde de Oviedo en particular, como su máximo responsable, a que adopte todas las medidas necesarias para que estos compromisos se ejecuten, y se cumplan así las expectativas de la mayoría social por un nuevo modelo de ciudad. Y apelamos a la responsabilidad y altura de miras de los partidos de la oposición para que abandonen sus ataques electoralistas, y aporten de forma constructiva sus propias visiones a este gran proyecto colectivo de situar a Oviedo en el camino hacia la sostenibilidad, siguiendo el ejemplo de otras muchas ciudades, y en línea con los objetivos de la Agenda Urbana Europea.

Somos conscientes de que los grandes e inaplazables retos sociales y ambientales a los que nos enfrentamos tanto en la ciudad como en la zona rural no pueden ser abordados únicamente desde la institución municipal; por eso nos comprometemos públicamente a seguir colaborando con el Ayuntamiento de Oviedo con propuestas positivas y viables, a profundizar la cooperación entre nosotras, y a promover la participación activa de quienes estamos por la defensa de nuestro derecho a disfrutar de un entorno vital más habitable.

Oviedo, 24 de noviembre de 2018

Suscriben este Manifiesto:

  • Ecoloxistes n’Aición
  • Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza (ANA)
  • Imagina un Bulevar
  • SOS Viejo Hospital
  • AVV La Centralilla de Ciudad Naranco
  • Grupo de Parados de Ventanielles
  • AVV Nuevo Ventanielles
  • AVV Fuente de los Pastores
  • AMPA CP San Pedro de los Arcos
  • AMPA CPB Ventanielles
  • Todos Unidos por el Naranco
  • Asturies ConBici
Anuncios