Etiquetado: Marcha popular

Jugando en el Bulevar

Hola, buenos días a todos,

En primer lugar, daros las gracias por asistir a este evento y a apoyarnos en esta lucha por conseguir convertir la “Y” en un bulevar. Llevamos más de un año luchando y os animamos a trabajar con nosotros. ¡Quién nos iba a decir hace un año que hoy todo el mundo hablaría de un bulevar en la “Y” a la entrada de Oviedo! Pues se ha conseguido. La prensa, la radio, la TV e incluso hasta los “grandes mandatarios” del Ayuntamiento hablan de un bulevar, aunque sea con la boca pequeña.

Nosotros, por el contrario, gritamos: por una entrada digna a nuestra ciudad, diseñada por todos los ciudadanos ovetenses. Tenemos derecho a elegir y diseñar cómo tiene que ser la ciudad donde desarrollamos nuestra vida diaria y no los arquitectos o ingenieros desde un despacho y con especulación. Por eso decimos: ¡AUTOPISTA NO! ¡BULEVAR SÍ!

Hoy va a ser un día especialmente dedicado a los niños; vamos a demostrar que la “Y” no es sólo para coches, también puede ser zona de ocio y juegos para nuestras futuras generaciones, y hoy son ellos los protagonistas de este evento. Recordaros que al final habrá un pinchoteo y chuches para todos. Gracias de nuevo y a pasarlo bien. ¡AUTOPISTA NO! ¡BULEVAR SÍ!

La Nueva España: “El Bulevar todavía es posible”

El Comercio: Dos kilómetros de juegos en el Bulevar

Asturias24: Campo de juegos en la autopista

Anuncios

La Plataforma programa sus próximas acciones

Durante la reunión celebrada el pasado martes 29 de octubre  en el Centro Social de Ventanielles, la Plataforma “Imagina un Bulevar” planificó sus próximas acciones.

En primer lugar reflexionamos sobre cuáles deberían ser los requisitos que deberían reunir las actuaciones a abordar y llegamos a la conclusión de que esas acciones deberían ser

  • participativas: su realización debería implicar al mayor número de gente posible;
  • creativas: la Plataforma no adopta una posición pasiva propia de los movimientos exclusivamente reivindicativos, sino que toma la iniciativa con actuaciones innovadoras y originales;
  • asequibles: no deberían significar un gasto inasumible por la propia Plataforma o que cuestione su independencia por necesitar financiación externa;
  • atractivas y festivas: para animar a la gente a conocer la Plataforma y participar activamente en ella.

El paso siguiente fue, a la vista de estos criterios, proponer una serie de acciones a abordar en los próximos meses. Las acciones propuestas fueron:

  • Una exposición de fotografías que muestre las transformaciones que han sufrido los barrios desde la apertura en 1976 de la autopista. En una primera fase recopilaremos imágenes procedentes de diversos archivos como el Departamento de Geografía de la Universidad de Oviedo, T Oviedo, periodistas de los medios de comunicación locales y las que pudieran aportar vecinos y vecinas de los barrios.
  • Un documental que recoja el contenido de nuestra propuesa y que pudiera exhibirse en las plazas de los barrios al aire libre en verano o en vídeo en otros soportes.
  • Una campaña de limpieza de toda la basura y desperdicios acumulados en los márgenes de la autopista para denunciar su estado de abandono y la pasividad del Ayuntamiento.
  • Una jornada de juegos infantiles a lo largo de la calzada de la autopista.
  • Una intervención escultórica de carácter permanente en los espacios aledaños a los carriles de la autopista para significar la transformación de ese espacio por la ciudadanía.
  • Una intervención plástica para poner en evidencia y visibilizar las vallas y alambradas que rodean la autopista y acorralan a las personas que viven en su entorno, como paso previo para exigir su derribo.
  • Una marcha popular ciclista por la autopista.
  • Nuevos talleres para ir definiendo y perfilando con más detalle nuestra propuesta.

La próxima reunión para ir desarrollando estas propuestas se celebrará el miércoles 13 de noviembre, a las 19:00, en el Centro Social de Ventanielles.

DSC_0264

Más que un paseo dominical

La mañana del 29 de septiembre en Oviedo nos regaló una imagen nunca vista: un grupo de personas, apenas un centenar, camina por una autopista desierta de coches. Por momentos parece a punto de desaparecer perdido en la enorme explanada de asfalto vacío No hay pancartas que saquen de su perplejidad a los que, intrigados, observan desde el paso elevado. De vez en cuando, ciclistas se adelantan unas decenas de metros, zigzaguean indecisos y, sin llegar a rebasar al coche-patrulla, se reincorporan enseguida a la marcha. De pronto un joven menudo con casco blanco y chaleco reflectante se vuelve y se dirige a la reunión con un megáfono. Miradas, entre sorprendidas y atentas, a izquierda, derecha, y al frente donde se muestran paneles con fotografías; y al poco el grupo vuelve a ponerse en movimiento. En una de estas paradas chicos y chicas tantean, entre risas y arcenes, unos toques de balón.

Preguntadas por los periodistas, las participantes encuentran difícil de explicar sus razones. Claro que la convocatoria tiene algo de manifestación, de reivindicación: se protesta contra una infraestructura obsoleta que como un cuchillo parte barrios en dos causando ruido, polvo y marginación, y también contra la desidia de los responsables de su existencia. Pero de alguna manera sienten que se trata de algo más que eso. Con una acción tan simple y natural como un paseo en una mañana de domingo, no sólo han puesto en evidencia la inoperancia y el sinsentido de un modelo de ciudad agotado cuyo poderío se alarga ya desde casi un siglo: han dejado atrás la queja convencional propia de los individuos pasivos, que esperan soluciones llegadas de arriba, y han tomado la iniciativa. Con unas cuantas bicicletas y una pelota se han atrevido a romper uno de los tabúes más queridos por el modelo urbano capitalista, el sacrosanto dominio del vehículo privado, y han demostrado que 250.000 metros cuadrados en el centro de la ciudad pueden ser algo más que un inmenso colector de coches, humos y ruidos.

Este paseo de apenas hora y media y bajo vigilancia policial es otro pequeño paso adelante en un proceso de dinamización del tejido social de los barrios de la zona Este de Oviedo, iniciado hace ahora casi un año, y al que con toda certeza seguirán nuevas acciones colectivas de liberación y apropiación para la comunidad del espacio arrebatado a los barrios por la autopista. Se han imaginado un bulevar, les han tomado la delantera a los que, en su vanidad, se arrogan su representatividad política, y empleando su pensamiento colectivo creativo y crítico se colarán por cualquier rendija de la valla para llenar todo ese vacío con nuevos usos públicos.

DSC_0257

¡Es una calle, no una autopista!

El domingo 29 a las 12:00, desde la plataforma “Imagina un Bulevar” queremos invitar a tod@s a tomar parte en una experiencia única de participación ciudadana: un paseo por el tramo urbano de la A-66, desde la rotonda de la Cruz Roja hasta Guillén Lafuerza.

PROGRAMA

– A las 12:00, en la Glorieta de la Cruz Roja, acto simbólico de inicio de las obras.
– Paseo a lo largo de la autopista, explicación y debate in situ de los detalles de la propuesta.
– A las 14:00, en el enlace de Rubín (esquina de Río Nalón y Río Navia), lo celebramos con un aperitivo compartido.

¿POR QUÉ?

Alrededor de 25.000 ovetenses sufren diariamente sobre su salud los efectos de la contaminación atmosférica y acústica generada por el tramo urbano de la autopista A-66. Una barrera urbanística que segrega y aísla los barrios de Ventanielles, Guillén Lafuerza, La Monxina y Teatinos del resto de la ciudad y los convierte en guetos. Más de 240.000 m2 en el centro de la ciudad monopolizados por un único uso: el vehículo privado.

La “Plataforma Imagina un Bulevar” pretende convertir esta infraestructura obsoleta, excluyente y segregadora en un espacio urbano abierto, integrador y polivalente, con espacios libres y zonas verdes al servicio de los barrios colindantes y de toda la ciudad, que facilite otros modos de transporte alternativos mediante carriles-bici, configure un entorno adecuado a la iglesia de Santullano y dignifique la principal puerta de acceso a la ciudad. Y para eso han elaborado de forma participativa un proyecto, y el Ayuntamiento lo ha rechazado calificándolo de “idílico y bucólico, pero poco efectivo”.

Ante el desinterés y la pasividad del Gobierno Municipal, la Plataforma ha decidido pasar a la acción y el 29 de septiembre comenzar sobre el terreno a construir el bulevar.

PASEANDO POR UNA CALLE, NO POR UNA AUTOPISTA

Pues resulta que las apariencias engañan, dado que en verdad no es una autopista (ni una autovía). Es una calle. En el año 2006 el Ministerio de Fomento cede este tramo al Ayuntamiento de Oviedo instándolo a solucionar los graves problemas de salud pública que esta infraestructura genera.El Ayuntamiento tenía dos opciones: mantener el tramo como autovía urbana (colocar miles de metros lineales de pantallas acústicas y enfrentarse a las consecuencias de seguir quebrantando las leyes y normativas ambientales) o trasformarla en una vía urbana (reduciendo la velocidad e integrarla dentro del resto del tejido de la ciudad).El ayuntamiento tomó una decisión intermedia. Convirtió el tramo en una vía urbana y espacios verdes la medianera y margenes (aunque no se puedan acceder a ellos) pero se olvido de reducir los límites de velocidad, poner aceras farolas, papeleras y resto de mobiliario. Es decir que es una calle (como la calle Uría, General Elorza o Avenida de Galicia), solo que tiene aspecto de autopista.
Os invitamos a tomar parte en esta experiencia única de ciudadanía participativa, en la que disfrutaremos de unas perspectivas insólitas de la ciudad, y que cuenta además con la autorización de la Delegación del Gobierno y de la Policía Local.
Octavilla anverso 02
¡Gracias por difundir!

Empezamos a construir el bulevar

Alrededor de 25.000 ovetenses sufren diariamente sobre su salud los efectos de la contaminación atmosférica y acústica generada por el tramo urbano de la autopista A-66. Una barrera urbanística que segrega y aísla los barrios de Ventanielles, Guillén Lafuerza, La Monxina y Teatinos del resto de la ciudad y los convierte en guetos. Más de 240.000 m2 en el centro de la ciudad monopolizados por un único uso: el vehículo privado.

La “Plataforma Imagina un Bulevar” pretende convertir esta infraestructura obsoleta, excluyente y segregadora en un espacio urbano abierto, integrador y polivalente, con espacios libres y zonas verdes al servicio de los barrios colindantes y de toda la ciudad, que facilite otros modos de transporte alternativos mediante carriles-bici, configure un entorno adecuado a la iglesia de Santullano y dignifique la principal puerta de acceso a la ciudad. Y para eso han elaborado de forma participativa un proyecto, y el Ayuntamiento lo ha rechazado calificándolo de “idílico y bucólico, pero poco efectivo”.

Ante el desinterés y la pasividad del Gobierno Municipal, la Plataforma ha decidido pasar a la acción y el 29 de septiembre comenzar sobre el terreno a construir el bulevar. Éste es el programa:

–         A las 12:00, en la Glorieta de la Cruz Roja, acto simbólico de inicio de las obras.

–         Paseo a lo largo de la autopista, explicación y debate in situ de los detalles de la propuesta.

–         A las 14:00, en el enlace de Rubín (esquina de Río Nalón y Río Navia), lo celebramos con un aperitivo compartido.

Te invitamos a tomar parte en esta experiencia única de ciudadanía participativa, en la que disfrutaremos de unas perspectivas insólitas de la ciudad, y que cuenta además con la autorización de la Delegación del Gobierno y de la Policía Local.

Cartel inicio obras 03Descárgate el cartel aquí

Y las octavillas aquí

Resumen de la reunión del 4 de julio

Con algo de retraso por el que os pedimos disculpas os contamos el contenido de la reunión de la Plataforma el pasado día 4 de julio en el Centro Social de Ventanielles.

En primer lugar se hizo una valoración del cumplimiento de los acuerdos alcanzados en la reunión mantenida el 25 de junio con los concejales de Participación Ciudadana Silvia Junco e Infraestructuras Benjamín Cabañas. El asunto no fue llevado a la Comisión de Urbanismo como nos prometieron ni tampoco se ha convocado aún la comisión de técnicos para estudiar la viabilidad del proyecto. En vista de esta situación y de que Izquierda Unida ha anunciado que en el próximo pleno municipal que se celebrará el martes 16 de julio pondrá sobre la mesa la cuestión, la Plataforma decidió esperar un pronunciamiento público del  equipo de gobierno municipal en dicho pleno. En caso de que este pronunciamiento no se produjese se denunciará públicamente el incumplimiento de lo acordado.

En relación con la comisión técnica, la Plataforma acordó no hacer distinciones y que asisitieran a ella miembros de la Plataforma sin discriminación en razón a su perfil profesional. Puesto que la hemos elaborado de manera colaborativa, tod@s tenemos suficiente conocimiento para presentar y defender nuestra propuesta en dicha comisión.

Igualmente se valoró el contenido de la reunión mantenida con el Jefe de la Policía Local y el concejal de seguridad ciudadana acerca de la convocatoria de una marcha popular por la autopista. En la negociación mantenida la Plataforma consideraría aceptable celebrarla un domingo durante la primera quincena de septiembre o varios domingos consecutivos en ese mes, a las 12:00 , sin limitación de duración, y acordó perfilar la propuesta en la próxima reunión.

Por último se analizó el proyecto de obras de una nueva pasarela peatonal sobre la Y a la altura del Centro Comercial Los Prados, actualmente en licitación por un precio de 550.000 € y cuyo plazo de presentación de ofertas termina el 29 de julio. Se necesita construir un montículo artificial a base de escolleras de piedra de 3 pisos de altura para salvar el desnivel necesario hasta llegar a la pasarela y que ocupa totalmente los 2.000 metros cuadrados de espacio libre contiguo al Centro de Salud. Según el proyecto, para cruzar los 70 metros de la autopista los peatones tendrán que elegir entre recorrer una rampa del doble de distancia o subir una escalera de 35 peldaños. La Plataforma considera que, lejos de resolver la barrera urbanística de la autopista, esta obra contribuye a consolidarla y que el medio millón de euros debería dedicarse a iniciar la apertura del bulevar, con el que los problemas de conexión y acceso entre barrios se solucionarían como en el resto de la ciudad, mediante sencillos pasos de peatones. La Plataforma acordó denunciar públicamente este derroche de dinero público mediante un artículo que se publicará en La Nueva España próximamente.

Planta pasarela

Imagen extraida del proyecto

 

La Plataforma no se va de vacaciones. Seguimos trabajando durante el verano y la próxima reunión se celebrá el viernes 2 de agosto, a las 19:00, en el centro social de Ventanielles.

IMAG0037