Etiquetado: Ángel Sampedro Rodríguez

Concurso de ideas para el acceso por la antigua autopista: un fallo cantado

Continúa el fraude a la participación ciudadana a cargo del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo

El fallo del Jurado recientemente publicado confirma la manipulación por el Equipo de Gobierno municipal del concurso de ideas para el acceso a Oviedo por la antigua autopista A-66, denunciada pública y reiteradamente por la iniciativa ciudadana Imagina un Bulevar. Como era previsible, ha obtenido el primer premio la propuesta que coincide con el planteamiento previo impuesto unilateralmente por el Ayuntamiento: mantenimiento del actual volumen de tráfico, soterramiento de la vía cubierta mediante una losa, pasarelas y pantallas acústicas. Un planteamiento que beneficia únicamente a las empresas constructoras de esa disparatada infraestructura y contrario al consenso ciudadano alcanzado en los talleres colaborativos abiertos celebrados el pasado mes de septiembre, que apostaba por convertir la autopista en una avenida urbana con tráfico calmado como cualquier otra del resto de la ciudad, franqueable de manera natural por pasos de peatones a nivel, restituyendo la topografía original y evitando costosas obras de ingeniería propias de otras épocas, que ponen en peligro además la conservación de la iglesia de Santullano, Patrimonio de la Humanidad.

Tras las deliberaciones de un Jurado incompleto y unilateral -seguimos sin conocer los méritos que justifican la participación como vocales del presunto “experto en procesos de transformación urbana” Javier Conde Londoño y el “representante de los movimientos sociales implicados” Ángel Sampedro Rodríguez-, Caunedo y su equipo abren ahora un “amplio proceso de divulgación” restringido a la página web municipal, obviando así el auténtico debate ciudadano. La votación, cuyo final se anuncia para el 6 de mayo, con una semana de retraso respecto a lo prometido, y dos días antes del comienzo de la campaña electoral, se convierte en un mero trámite inútil, puesto que el Gobierno Municipal ha dejado claro en las bases de la convocatoria que la opción elegida no será en ningún caso vinculante para el Ayuntamiento.

Imagina un Bulevar rechaza el resultado de este concurso adulterado y exige al Alcalde de Oviedo la suspensión de esta pantomima de consulta pública, organizada exclusivamente para la promoción de su candidatura y la de su partido, que nos está costando 120.000 euros a los vecinos y vecinas de Oviedo, y emplaza al nuevo Gobierno Municipal surgido tras las próximas elecciones a continuar el proceso participativo interrumpido el pasado septiembre, en el que toda la ciudadanía tenga la oportunidad de decidir directamente y sin manipulaciones sobre la operación urbanística más urgente y profunda que la ciudad afronta en el futuro próximo. Mientras tanto, seguiremos trabajando como hemos venido haciendo hasta ahora, sumando apoyos, abiertos a la colaboración de cualquier persona u organización, con autonomía e independencia de cualquier partido político, para abrir espacios de participación real en la construcción de los entornos urbanos en los que se desarrollan nuestras vidas.

El concurso de ideas de la Y, un fracaso anunciado

Un jurado incompleto y parcial y una participación mínima, en un certamen organizado para promover la candidatura del Alcalde de Oviedo

La escasa participación en el concurso de ideas para la reordenación de los accesos por la antigua Y (sólo 14 propuestas presentadas, cuando lo esperable en convocatorias de este tipo serían varias decenas) demuestra el mínimo interés que ha suscitado entre los profesionales este certamen, diseñado en exclusiva como instrumento de propaganda electoral del Alcalde de Oviedo, máxime después de que el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias haya declinado la invitación del Equipo de Gobierno a participar en el Jurado, entre otras razones, por su falta de credibilidad al no exigirse titulación profesional para participar y no admitir el Ayuntamiento sus resultados como vinculantes.

Esta renuncia -especialmente significativa por la notoriedad y autoridad en la materia del Colegio de Arquitectos-, sumada a la de Imagina un Bulevar, termina por desacreditar el Jurado del concurso, cuya autoridad e independencia quedan definitivamente comprometidas. De los siete miembros inicialmente previstos, la plaza del representante del colectivo de arquitectos quedará vacante; la destinada a Imagina un Bulevar será ocupada por Ángel Sampedro Rodríguez, un «representante de los movimientos sociales implicados» completamente desconocido para la gente de las asociaciones de vecinos de los barrios afectados; tres son técnicos municipales ocupando puestos de libre designación, y el último, Javier Conde Londoño, presunto «experto en procesos de transformación urbana», exhibe como méritos en su currículum haber desempeñado diversos cargos de confianza en el Ayuntamiento de Madrid, ninguno de ellos relacionado con el Urbanismo.

En definitiva, un Jurado compuesto a la medida de las intenciones del Equipo de Gobierno municipal, carente de la imparcialidad y capacidad técnica exigibles en un concurso de ideas solvente y que ofrezca unas mínimas garantías de seriedad, tanto a los concursantes como a los vecinos y vecinas de Oviedo, que están viendo cómo 120.000 euros de sus impuestos se despilfarran en esta parodia de proceso participativo, convertido en puro y simple reclamo electoralista al servicio exclusivo de las aspiraciones políticas del Sr. Iglesias Caunedo.