Un nombre para el Bulevar


En la reunión del pasado jueves 22 de octubre, nos centramos en desarrollar una de las prioridades que habíamos identificado en la anterior: las intervenciones directas sobre la antigua autopista, a desarrollar en paralelo al proceso de participación, con el objeto de mitigar o suavizar su impacto negativo, además de visualizar las posibilidades que su transformación abre para toda la ciudadanía de Oviedo.

Como una de las opciones en esta prioridad se planteó una convocatoria de intervenciones artísticas, a llevar a cabo en colaboración con el Ayuntamiento de Oviedo. Se trataría de invitar a artistas asturianos a proyectar actuaciones para recualificar el espacio y dotarlo de nuevos significados, favoreciendo aquellas que promuevan la participación de los vecinos y vecinas en su ejecución.

El número y el interés de las actuaciones a desarrollar directamente por nuestra iniciativa que se plantearon en la reunión demostraron la gran creatividad de las personas asistentes. Tras su exposición y debate, las seleccionadas para llevar a cabo a corto plazo fueron:

  1. Dar un nombre al Bulevar. Las presentes, por unanimidad, consideran prioritario asignar al nuevo Bulevar un nombre que lo identifique y le de vida propia, que subraye su carácter -desconocido todavía para mucha gente- de vía urbana como el resto de las avenidas de Oviedo, que la ciudadanía haga suyo y que evite tener que referirnos a este ámbito como “la antigua autopista A-66”.
  2. Un amagüestu popular, como corresponde a estas fechas, a celebrar en el Bulevar. Castañas y sidra dulce como excusa para encontrarnos, difundir el proyecto e intercambiar ideas que lo enriquezcan.
  3. Poblar la antigua autopista de figuras humanas, a modo de maniquíes o espantapájaros, que “humanicen” simbólicamente el espacio y lo reivindiquen como una calle más de la ciudad, algunas de ellas portando carteles con mensajes dirigidos a aquellos automovilistas que lo atraviesan y que no entienden la limitación de la velocidad a la propia de las vías urbanas.
  4. Una nueva señalización, con un lenguaje visual similar al de la utilizada en las obras, que informe a las usuarias de que, aunque su aspecto es el de autopista, transitan por una vía urbana, y de las iniciativas que se están llevando a cabo para que su configuración responda a ese carácter.
  5. Eliminar los guardarraíles y las alambradas, elementos inútiles e impropios de una avenida urbana, para suavizar el actual impacto visual de la infraestructura y dar comienzo al proceso irreversible de conversión en un espacio urbano.

A continuación se avanzaron, a modo experimental, distintos nombres posibles, y se propusieron varios procedimientos y metodologías para la elección del nombre -que el Ayuntamiento, al ostentar la competencia sobre el callejero municipal, vendría a ratificar-, siempre con el objetivo de que el proceso contara con una amplia participación de la ciudadanía. En la reunión del próximo jueves 29 de octubre perfilaremos definitivamente el proceso.

Todas estas iniciativas se añadirán a la propuesta de proceso participativo presentada al Equipo de Gobierno. En ese sentido, acordamos dirigirnos a sus miembros proponiendo la celebración, durante la primera semana del mes próximo, de la reunión convenida en nuestro encuentro del pasado 24 de septiembre, en la que además se acordaría el calendario del proceso y se concretaría la organización de su primera fase, la presentación de experiencias similares ya llevadas a cabo con éxito en otras ciudades.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s