Los vecinos de Ventanielles y Guillén Lafuerza reclaman el inicio de las obras de conversión de la autopista en un bulevar


Aún siendo conscientes de la escasa disposición del Ayuntamiento de Oviedo a la participación de la ciudadanía en los asuntos municipales, y que muy probablemente no serán atendidas, las asociaciones de vecinos de Ventanielles y Guillén Lafuerza presentan dos reclamaciones al Proyecto de Presupuestos para el año 2014, ambas referidas a la contaminación acústica y ambiental y al efecto barrera producidos por el tramo urbano de la autopista «Y», y que son fruto del trabajo conjunto desarrollado con el apoyo del Movimiento 15M de Oviedo orientado a la conversión de esta anacrónica infraestructura en un bulevar urbano.

En la primera, solicitan que los estudios previos para el acondicionamiento como bulevar del tramo entre la Glorieta de la Cruz Roja a la calle Ángel Cañedo se amplíen a la totalidad de la autopista, hasta el enlace de Matalablima. Es cierto que la iglesia de San Julián de los Prados, joya del Prerrománico Asturiano, precisa una adecuada protección de sus valores patrimoniales; pero también los más de catorce mil vecinos y vecinas de los barrios de Teatinos, Ventanielles, Tenderina, Guillén Lafuerza, La Monxina y La Corredoria que diariamente están expuestos a niveles de contaminación acústica que superan los máximos saludables ocasionados por la autopista, merecen que el Ayuntamiento acometa a la mayor brevedad los estudios técnicos que establezcan las obras necesarias y su programación para suprimir la autopista y convertirla en un bulevar urbano.

En la segunda, reclaman que la partida de 550.000 € prevista para la construcción de una pasarela entre Ventanielles y el Centro Comercial Los Prados se destinen a la primera fase de las obras del bulevar, de manera que la conexión viaria y peatonal interrumpida por la autopista se produzca, como en el resto de las calles y avenidas de Oviedo, mediante cruces y pasos de peatones. La construcción de la pasarela significaría perpetuar la autopista y con ella, los perjuicios para la salud y la calidad de vida de los ciudadanos, además de los efectos desastrosos de la actual segregación de barrios. Por el contrario, esos recursos financieros, racionalmente aplicados, posibilitarían el primer paso para la reconversión de la enorme superficie de suelo dedicada exclusivamente al tráfico de vehículos en un espacio de conexión entre barrios, que permitiría la movilidad peatonal y en bicicleta, la apertura de zonas verdes y espacios libres formando un auténtico corredor ecológico, y habilitando suelo para equipamientos públicos que satisfagan las necesidades de los vecinos.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s