Un bulevar desde General Elorza hasta La Corredoria


El domingo 13 de enero tuvo lugar el segundo de la serie de talleres participativos organizados los vecinos de Ventanielles y Guillén Lafuerza, con el apoyo del Grupo de Urbanismo del 15M, cuyo  propósito es diseñar de manera colaborativa la conversión de la autopista Y en un bulevar urbano de casi dos kilómetros de largo.

Las personas asistentes analizaron las novedades ocurridas desde la celebración del primer taller y se felicitaron por el hecho de que la protesta inicial contra el ramal de El Rubín haya provocado un debate ciudadano más amplio en el que los diversos grupos políticos  municipales van tomando posiciones.

En relación con el proyecto de presupuestos municipales del Ayuntamiento de Oviedo, el grupo acordó presentar una alegación solicitando al Ayuntamiento que los estudios previos para la transformación del tramo de autopista entre la glorieta de la Cruz Roja hasta el paso elevado de Ángel Cañedo, para los cuales se reserva una partida de 30.000 €, se amplíen al resto de tramo urbano de la autopista, hasta el enlace de Matalablima a la altura de La Corredoria puesto que, además de la protección de la Iglesia Prerrománica de San Julián de los Prados, el Ayuntamiento debe actuar de inmediato para proteger la salud de los más de 14.000 ciudadanos y ciudadanas que, de acuerdo con datos oficiales del Ministerio de Fomento, están diariamente expuestos a niveles de ruido superiores a los máximos admisibles. Igualmente, el grupo acordó solicitar al Ayuntamiento por medio de dicha alegación la cancelación del proyecto de pasarela peatonal entre Ventanielles y el Centro Comercial Los Prados y que los 550.000 € consignados a esa actuación se inviertan la primera fase de las obras de conversión del bulevar. Los vecinos defienden que construir la pasarela significaría persistir en el error de mantener una autopista por el centro de la ciudad, perjudicando gravemente la calidad de vida de los barrios e insistiendo en su aislamiento. Antes al contrario, lo que urge es acometer de inmediato el control de la velocidad del tráfico mediante cruces a nivel y pasos de peatones, como en cualquier otra vía urbana de Oviedo.

El trabajo posterior del taller se centró en identificar los enclaves críticos en los que resulta necesario crear conexiones entre los barrios separados por la autopista. Entre estos «puntos de sutura» se encuentran los pasos elevados de la calle Ángel Cañedo, la Avenida de Atenas y la Carretera de Rubín, y los fondos de saco de las calles Isla de Cuba, Marcelino Fernández, Río Dobra y Siero, entre otras, y que al conectarse con el bulevar facilitarían la conexión rodada y peatonal de los barrios situados a ambos lados, y descargarían de tráfico puntos críticos como la Glorieta de la Cruz Roja o los futuros accesos a el HUCA.

En el próximo taller, a celebrar el domingo 20 de enero, a las 11:00, en el salón de actos de la Parroquia de Ventanielles, se elaborarán propuestas para los espacios colindantes al bulevar, que dejarían de tener su actual carácter residual para complementar otros ya existentes, tales como el parque de Santullano, el entorno del Centro Comercial Los Prados, los equipamientos municipales de Rubín, o a unirse a ámbitos estratégicos para toda la ciudad, como los terrenos hasta ahora ocupados por la Fábrica de Armas en La Vega.

130120131492 130120131490 130120131491

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s